jueves

julio 25, 2024
Search
Close this search box.

Efectos de la pirotecnia en personas con trastorno de estrés post traumático

(Foto/Archivo)
(Foto/Archivo)

Por: Anette Quiñones Miranda MPH, OTL
Presidenta CPTOPR y Terapeuta Ocupacional

En Puerto Rico la época navideña suele ser motivo de reuniones, celebración y algarabía. Se utilizan diferentes formas para celebrar, entre ellas la pirotecnia. Sin embargo, para personas diagnosticadas con trastorno de estrés post traumáticos (TEPT) los ruidos fuertes y los estallidos pueden aumentar su estrés, ansiedad y provocar miedos afectando su salud y estabilidad.

(Foto/Archivo)

Según el portal de American Psychiatric Association, el trastorno de estrés postraumático (TEPT) es una condición mental que puede ocurrir en personas que experimentaron un evento traumático, un hecho aterrador, impactante, o peligroso como amenazas de muerte, lesiones o violencia sexual. Otros ejemplos de exposición a eventos traumáticos incluyen desastres naturales, accidentes graves, actos terroristas, guerras y combates, violación y agresión sexual, trauma histórico, violencia de pareja e intimidación.

En el caso de las personas con TEPT, los recuerdos sensoriales como los sonidos o los olores pueden evocar recuerdos de trauma y causar que surjan síntomas en ciertos momentos. Por ejemplo, algunos veteranos de guerra pueden sentir pánico extremo cuando se encienden los fuegos artificiales porque les puede traer recuerdos de experiencias pasadas que alteran o afectan su estabilidad. En respuesta a esto, las personas con TEPT pueden aislarse aún más para evitar hallarse en un ambiente que está fuera de su control, así como sentir temor, ansiedad, tristeza o irritabilidad.

La pirotecnia incluye una gama de artículos como petardos, bengalas, cohetes, fuegos artificiales y hasta cuartos de dinamita. Al ser de fácil acceso, puede ser común que en un vecindario pueda haber muchas familias con su posesión. El uso de la pirotecnia en las celebraciones como despedida de año produce un exceso de ruido, humo y olor a pólvora que afecta a las personas, los animales y el ambiente en general.

También la exposición al humo puede afectar el sistema respiratorio y comprometer la salud especialmente aquellos que padecen enfermedades respiratorias, asma, diabetes y enfermedad cardiaca. En aquellas personas que han perdido la capacidad auditiva, los sonidos estruendosos pueden afectar el oído y provocar la perdida de balance, además de tinitus o aumentar la pérdida auditiva.

Recomendaciones para mitigar los efectos de la pirotecnia

Para mitigar estos efectos es aconsejable que se hable con la persona anticipando lo que sucederá en las fiestas. Es importante mostrar compasión y comprensión, no se debe obligar a la persona a tomar parte en situaciones en las que pueda sentirse a disgusto y preguntarle si se siente incómoda.

Se puede recurrir a identificar una habitación de la casa donde se escuche el ruido con menor intensidad. También se recomienda utilizar tapones o auriculares que bloquean el sonido.

Se debe considerar el uso de otros artículos en sustitución de la pirotecnia para que las festividades sean del disfrute de todos los miembros de la familia e invitados a la celebración:

  • usar adornos fluorescentes, pulseras y collares
  • utilizar globos
  • usar serpentinas o confeti
  • usar luces led en colores
  • fuegos artificiales sin ruidos

En estos días de compartir en familia todos tienen derecho a celebrar. Si tiene un vecino o familiar enfermo, anciano o con alguna necesidad especial evite la pirotecnia. Se debe conocer y comprender los efectos nocivos que causa este pasatiempo que además es muy peligroso.

Para más información pueden visitar la página de Facebook @Colegio de Profesionales de Terapia Ocupacional de Puerto Rico.

Noticias Recientes​

Edición Impresa

Edición 575

Boletín de

Noticias

Subscríbete para recibir nuestra edición digital

Encuesta

Boletín de Noticias

Subscríbete para recibir nuestra edición digital

Logo with stroke
El periódico regional Presencia es el único semanario del noreste de Puerto Rico que cuenta con una distribución gratuita de 75,000 ejemplares. Presencia cubre la zona desde: San Juan, Carolina, Trujillo Alto, Canóvanas, Loíza, Río Grande, Luquillo, Fajardo, Ceiba, Naguabo, Humacao, Caguas, Cataño, Vieques y Culebra.

Síguenos:

Logo-with-stroke.png

Síguenos: